Cartas para Melipona Nube 12/05/17

Melipona ¿lo sabes? Las personas juegan una serie de artilugios mentales, en la así llamada convivencia social, la serie de signos que componen una interacción humana, así en un mero diálogo, aunque no siempre se cumpla la función esta. Es un tema mucho más amplio, me limitaré a enunciarlo por el momento y comprometerme a enseñarte cómo opera lo transaccional en los juegos de personas. Asimismo, empezaremos a leer seguido, visitar una librería y que escojas lo que más te guste; creo que yo tendría que releer a Kundera.

Una historia, de algo que me sucedió hace casi una semana, prometí escribirla, la primera cómo un poema, ya está, la segunda en esta carta, lista, la tercera en un cuento, pendiente; quizás se preste para algo más en algún futuro. Por el momento, con algunos matices, he aquí:

Melipona ¿lo sabes? Un fantasma o la recreación mental de una persona me siguió unos días, un asunto inconcluso, al menos así quería pensarlo, o la vana esperanza a una esperanza. Era una ilusión, producto de mi imaginación que le confería diálogos que quería escuchar, reproches que alguna vez quise, celos que nunca se hicieron presentes. Hacían eco en mi mente desde el recuerdo de su identidad corpórea, hablaba conmigo sin siquiera conjurarla, añoraba verla proyectada por alguna esquina, para sentirme menos o completamente loco, no sé si alguna es preferible o mejor; ninguna se produjo.

Fue una experiencia temporal, me juzgaba, más bien yo lo hacía a través de ella, cómo si me amase o me quisiera al menos, más allá de ese leve y ambiguo cariño. Diría que es igual a lo que se siente por una planta, nadie llora cuando una muere, menos si fue regada con lágrimas hace algún tiempo. Su voz hizo eco por igual y no en la oscuridad de una habitación plagada con risas y quejidos eventuales, colmada de besos y caricias, abrazos que duran una vida por sinceros y singulares; lo hizo en mi mente. Empero, cada palabra que se decía, era una menos por decir, así fueran elucubraciones insensatas, tendía a desaparecer, no podía ni sabía reafirmarse.

Era muy tarde para preguntarse porque no fui así con ella, sí sabía que podía serlo y hasta exponencialmente mejor. No hay momentos para replicar en espacios de silencio, nuevos suspiros bañan mi vida, aunque quizás no tan prometedores. La presencia real no acudiría, sin importar cuántas nuevas caricias y muestras de afecto supremo haya ensayado…

Pero no satisfecha me hundió en el letargo de una semblanza aún en construcción, se robó mis fuerzas, energías, ánimo y voluntad… si en la distancia eso es posible, no quiero pensar que pasará cuando la vea. Sin embargo, una cosa es segura, forma parte de las promesas que te hago, me volveré más fuerte, mucho más fuerte.

Mensajes para L.F. 03-05/05/17

“L. ¿lo sabes? Mi dios de la muerte sólo come manzanas…”  Aprende de la soledad, un día la necesitarás más que nunca, más bien, convivir con ella, que no te sea un fastidio porque como sea la compañía está, nadie nunca está sólo. Pero mejor aún es saber caminar en unicidad, a fin de cuentas, casi siempre lo hacemos aunque nuestros deseos sean contrarios. La necesidad de comprensión debe de llenarse desde uno mismo, ¿te comprendes? Entonces al hacerlo hablarás con palabras precisas de las que ninguna sombra se proyecte, será más fácil encontrar con quién coincidir, al menos en teoría pero no garantizo su eficiencia. En todo caso, un proceso consciente, sintiendo y pensando.

04

También te deberás procurar observar con atención las palabras que digas, el sentido que quieras comunicar y la forma en que estas se pronuncien; ser impecable, por algo es el primer acuerdo. Asimismo, abandona la idea de ser perfecto, en cierta forma ya lo eres y eso no cambiará, pero no implica ser inerte, mejora los atributos y cualidades que así decidas. Serás capaz de despertar emociones y pensamientos positivos en las otras personas, puede que eso sea lo más valioso, ¿lo sabías? Esta simplicidad puede enamorar.

05

Es cierto que somos el resultado de construcciones desde el pasado, la coherencia es fundamental y aunque no es posible cambiarlo puede que el desconocimiento de lo que depara sea de provecho. Lamento algunas decisiones, aspectos que no podré reparar, amores que tal vez ya se hayan perdido y la vana esperanza de que vuelva a mí. Para quién esto es una idea suprema, pero que pierde de forma continua, espero no sea tu caso. L. ¿lo sabes? Mi dios de la muerte se burla constantemente de mí.

Cartas para Melipona Nube 29/04 – 02/05/17

29

Melipona ¿lo sabes? Existen implicaciones dentro del mercadeo actual de “amor propio” lo más seguro es que no podré enumerarlas y lo más idóneo es que no dejes de tenerlo, así mismo la no dependencia absoluta. Tenemos amplia respuesta y potencial por descubrir, claro es, hay restricciones para cada uno, espero ya las hayas notado para éste momento. Toda la realidad es fruto de nuestra arquitectura, es así como sos una nube, bien un cirrus o un cumulonimbo. De tal forma, un día no te sientas como una fiera encerrada con otra, sino que seas libre.

Puede que la atención sea lo único que te podré dar, por suerte dicen por ahí que es la caricia más valiosa, está será la forma de expresión del amor que siento, atenderte.

Los sentimientos demasiado intensos pueden ser una perdición. Pero no seas cómo yo, aunque a veces esto me signifique una ventaja, es una carga la mayoría de veces.

Como la realidad es moldeable, no te construyas o reconstruyas tomándola como base, es relativa. Insisto que a este punto algunos elementos ya han sido enunciados, pero te serán de sobrada utilidad cuando su momento llegue.

02

Romantizar, una especie de tejido peligroso, como una telaraña, muy maleable y resistente, incluso más que el acero, pero cuyo esfuerzo puede perderse por la presión adecuada o servir de trampa. La divisoria no es muy clara más sí perniciosa, es difícil discernir entre uno u otro, puede que lo ideal simplemente sea querer y cuando esto es recíproco entonces habrá espacio para romantizar.

Melipona ¿lo recuerdas? El cuento de la niña fruto del milagro lunar, aprecia a éste satélite en todas sus fases, así somos, también con una belleza que ha impresionado a la humanidad desde la consciencia misma, y vos la heredaste.

Asimismo eres capaz de crear infinidad de mundos, pero nunca seas víctima de tu creación.

El cristal más puro, cómo tu talismán de ámbar, y hermoso, tan fuerte que resiste el fuego, nunca, nunca se derretirá. La vida no es incertidumbre, al menos no de las que te roba el sueño por las mañanas, quizás lidiar con ella, pero no convivencia, la diferencia es que no se ignora, se resuelve. Y una cosa más, los ciclos no se tratan vivir las mismas experiencias; más lo anterior, no hay nada que temer.

Mensajes para L.F. 28/04/17

“L. ¿lo sabes? Mi dios de la muerte sólo come manzanas…” Conviene que busques el significado de “escindir”, ya que entrarás en una etapa de escisión, me recuerda al famoso pasaje bíblico: “cuando era niño, hablaba como niño, actuaba como niño… pero ahora que soy hombre, he dejado las cosas de niño atrás”. Pero como se menciona en una letra de Bumbury, no habría que dejar de lado el aspecto infantil, pero con la madurez (por no decir responsabilidad) de la adultez, quizás no sirva de todo como un buen ejemplo en ello. Más sí, un equilibrio inestable es necesario, inestable por cuanto nada es permanente, pero resiliente, con capacidad de volver a su estado de equilibrio.

Hay una mezcla, el carácter constructivo, entre realidad y sueños pueriles, acciones que nunca dejo. Fantasías que valen la pena preservar. Tener el valor de modificar la percepción, y la estrategia, cuando sea necesario. Cerrar ciclos, no estoy seguro de ello en lo personal, pero en sí, no dejar asuntos sin resolver. No temer a caminar bajo la lluvia y a empaparse por completo. Ser vos mismo, pero reencontrarse y descubrirse las veces que sean necesarias.

Un diálogo interno que no debería acabar, con tu voz consciente, como le comenté a la Melipona. Quizás una charla que te permite encontrar todos los puntos de vista, ponerte en los zapatos del otrx, cubrir todos los puntos; más allá de la empatía, es un juicio para enmendar los actos, para mejorar, para ser la versión superada de sí mismx y no por conveniencia social o por presión de alguien más, sino “porque en el cambio está la evolución” y nos forjamos ante la adversidad. Así, un día, no necesitaras explicarte, ya lo habrán hecho tus actos y el tipo de persona que has formado. En toda parte del proceso, lo fundamental es quererse así mismo, pero ten cuidado con dogmas utópicos innecesariamente complicados.

Puede que existan otras cosas que debas darte cuenta, pero o no es el momento o las desconozco, sólo sé, que necesitas poesía.

AnaiD 4

La historia que es en sí una sorpresa, aunque no lo parezca dada mi poca constancia. Hasta diría, la historia más incoherente que me ha tocado vivir y aun así “…el lazo que nos une…” una conexión misteriosa, que requiere que defina al “momento” para poder ser explicada. Como toda conexión que trasciende y no dejará de hacerlo “…por más que el tiempo dure…”. Es cierto, inicia con A. como la dueña de un erotismo calado en la piel, cuyo olvido es imposible, quizás más por sugestión de lo irrepetible, a la que se le ruega por la reproducción de lo fortuito en un plan, de nunca frenar lo espontaneo, simultaneidad física a veces temida, respetada o sencillamente por algún dogma.

Pero el tiempo ha llegado, estuvo llamando tu atención todo éste tiempo y ahora que cobra lo suyo ¿lo escuchas?

Entregado al absurdo, de una confusión que cobra con creces la sorpresa, en todas sus formas.

Para el juicio certero es necesaria la abstracción, incluso administrar los pesos entre el sentir y el pensar, el famoso proceso no es tan fácil como enunciarlo, conlleva una gran responsabilidad. No que sea un experto, no lo soy en nada, salvo en la torpeza y otros símiles.

Hubo ocasiones en que surqué un cielo esplendido entre luces de neón, esas que son para la gente solitaria, creí que eran estelares, pero era llevado por la sombra de un ángel, aquel de los finales.

Luego se dirían tantas cosas… las sorpresas son incoherentes, como se tarda uno en comprenderlo, y aun así… pero nunca dije que sería una final feliz, tampoco que era una historia que tuviera final, así qué, lo que resta es la felicidad.

Está vez me iré entonando otra melodía… “bliss, bliss, when you gonna see, you’re every little heart beat get’s to me, wherever in the world, my carrousel is spinning…”

Hasta para los hubieras se necesita fuerza, fuerza que ya no creo que tengas… pero eres Black y eso siempre lo tendrás a tu favor.

Cartas para Melipona Nube 23-24/04/17

23

Melipona ¿lo sabes? El poder de la elección es siempre fundamental en nuestra vida, sí bien es cierto que somos lo que elegimos, también es cierto que podemos elegir lo que somos, o lo que queremos ser; “en el cambio está la evolución”, espero no lo olvides. Hay mucha complejidad en ello, no hace falta que seas normal o transparente, no hay que preocuparse de eso sino de ser vos misma. No te confundas, aspirar a la perfección es absurdo, por eso te quiero a cómo eres, el fruto de un amor sin límite. Sos extraordinaria, única y maravillosa, eso es inolvidable.

Has de tener mucho cuidado con los significados, hay palabras que a veces nos son robadas, momentos que se pierden… todo depende de la construcción que le des.

Espero que encuentres todo lo que busques, que lo hagas en tu interior.

También has de saber que en la vida, habrán ocasiones que nos toca ser infelices, como yo en éste momento, pero que por pasajero sirve para realzar los momentos de felicidad. No todo es placer y diversión, debes saberlo y afrontarlo, pero sí se puede luchar por estar bien y alcanzar esa dicha duradera. Es un estado de búsqueda independiente con fuerza y decisión.

24

Melipona, ¿lo sabes? Todas las personas cargan su historia de vida en la espalda, a veces en los rostros y en la piel, la tuya, está en construcción, y aunque todos acabamos cargando con más de lo que deberíamos, pretendo que la tuya acumule más vivencias de carácter positivo, que ningún peso recaiga en tus hombros, nada borre tu sonrisa ni el brillo en tus ojos y tu piel siga blanca como la nube. Un día te contaré de como abstraerte en tus pensamientos, ese mundo maravilloso y fantástico. También a no repetir sucesos, menos cuando se quieren superar y no nos pertenecen. A superar las circunstancias con una fuerza imparable y una voluntad que no se quiebra, todos y todas somos capaces de ello aunque en ocasiones no nos demos cuenta, crecemos con la adversidad. Nunca, jamás, perder la imaginación, los sueños.

Reading The Maya Glyphs

Autores del libro: Michael D. Code y Mark Van Stone

Saber de dónde venimos, para identificar hacia dónde vamos. Es una lectura rápida e interesante, que pretende ser una guía para la lectura de glifos mayas donde estos aún se encuentren. Resulta curioso tratar de entender cómo se basaba, y aún prevalecen ciertos reductos, la filosofía de esta civilización, fue el objetivo central que me hizo terminar el libro porque siendo honesto nunca pretendí memorizar todos los significados ni tratar de ser arqueólogo. Me parece importante conocer sobre la cultura y visión que aún subyace pese al intento por borrar sus costumbres y forma de vida. Es claro que la lengua aún se habla, no como surgió ni a como era previo a la conquista, pero aún está ahí.  En sí, el libro puede ser una vía a la comprensión común de los pueblos de América, a los originarios y una excursión por su civilización; me parece muy recomendable su lectura sino que algo más vinculante.

Las ilustraciones son estimulantes y marcadas de significado que ahora son comprensibles, también es una invitación a visitar museos y acudir a los templos y ruinas de esta civilización. Además de comprender el uso y función de aspectos tan llamativos como los números y el calendario maya, otros aspectos fascinantes como los mundos supernaturales, inanimados y animados, resultan interesantes y hasta seductores.

reading the maya glyphs