Anaid 6

Y se transmuta, se transforma así de un tabú se tratase, y yo… también estoy muy lejos de lo anhelado. No habría esperado encontrarla en un viejo imposible realizado, más fue así, con consecuencias esta vez un poco más alentadoras.

But this time I won’t try, not anymore, I’m not going further of my limits, not when I have already broke them, also because I cannot afford the pain, the suffer of realizing… what we both know. Nonetheless, it is true, deep in my heart I know I want to try, not one, as many times as I must.

Esperaría, cuanto fuese necesario, porque siempre queda la esperanza a una esperanza.

B.’ ¿lo sabes? 4473, la respuesta a todas esas preguntas podría ser amor, desde la concepción de cada quién. Desconozco el número de desatinos, sólo un día resulta en rendición, sin embargo, la tolerancia jamás se perdió, la última, la idea del amor.

Y renunció a la obstinación irracional, debí hacerlo hace mucho, quizás porque sabía que eras tú en ella, por eso, porque siempre la querré…

Anuncios

El Puente 06: broyer

Un nombre que no alcanza a describirse con precisión, pero que integra los atributos de un jaguar con la versatilidad del famoso “Jack”. Así quedó fraguado el enfrentamiento, la búsqueda del idiota que no fue alcanzado salvo contadas ocasiones en las que parecía que todo estaba bien pero lo que se tramaba era un asesinado, figurativo claro es.

Ciertamente hay musculatura y atletismo en ambos, pero ella, la chica Foster tenía los ojos gatunos. Otra diferencia sería la actitud bravucona del imbécil contra la sonrisa sincera que le refería, ahora mueca de desdén si acaso eso merece. Tampoco hay vestiduras que le cubran el pecho, el gesto honesto de ofrecerse a cabalidad, una característica de los Fosters o de ella nada más. A él se le ve el colmillo, el que le queda, el otro fue roto tiempo atrás, un abril o un agosto, y el agujero en la boca del estómago, la imposibilidad de despertar ese chacra.

Ella es independiente y afable, lo mostró aquella noche en que le conoció, aquel primer encuentro y el primer tránsito por El Puente. ¿Quién habría imaginado que se trataría de un cínico, impaciente e irreverente, impulsivo y un lado irascible nunca visto, ya no más? Un rival de quién le hiere o hiere, y de la oposición a los ideales. Ella sólo lucha contra lo que le aqueja y no por absurdos, todo podría serlo. Pero el otro se infravalora en apariencia, es orgulloso y quisiera reducir cualquier ventaja que le tengan, humano se diría pero sabemos que esto conduce a la desdicha.

Sin embargo, existía un código implícito se diría, no aprovecharse del desválido o de las circunstancias, saldar siempre las deudas. Pero como aquella Ángel demostró, la primera se olvidó por completo, y se repetiría, arruinando toda posibilidad con la chica Foster. Lo estúpido es lo repetitivo de la acción, vaya que lo es.

¿Qué se podía esperar de quién no asiste a la reunión de su grupo más que por dictado propio? Sin piedad por los más débiles, o al menos en apariencia. Solitario sí, por el profundo egoísmo que descubrieron dos personas, a las que desearía no haber lastimado nunca y que siguiesen en su vida. Y el orgullo, que peor que un idiota orgulloso, tanto que pensaba que este era su tercer pecado. Un rey solitario si se le concede, aunque la única verdad en ello es la soledad, tan torpe es.

Una fracción de cinco partes, la sexta tan obediente y leal pero sin honor en todo momento ni lugar. Tampoco hay pena ni odio ante lo fatal, pero la sorpresa de la derrota, aunque inevitable hace tiempo no significa lo mismo. Alter-ego que crece contra su símil en confianza, la rivalidad es sólo ansiar su derrota. Todo es la obsesión de la idea, una que apareció por plenitud de fuerzas y la carencia de restricción. Pensar que eran tan parecidos.

Pero no hay odio, a pesar de la desautorización y la muestra de mínimo interés. Sólo que en el mundo no hay suficiente rebeldía ni actuaciones acorde a los ideales y no por imposiciones de líderes. Tanto es así que obrar por sentir es mal visto la mayoría de veces, pero si le sirve de algo a la chica Foster y a tantas otras, hoy sufre y padece con creces lo que el idiota provocó y con la misma argumentación no dicha. Lo irónico es que a ese nivel no significa amenaza alguna jamás.

Entrar en un mundo, dónde el aspecto de la muerte es destrucción. Recuerda sus nombres pero no está seguro de querer escucharlos nuevamente. ¡Esos ojos, no sería odio lo que sintiera al verlos!

Al igual que aquel día, cuando se publicó la nota que la chica Foster reenviaría con la dedicatoria de biográfica. No sería el único suplicio de ese día que sacudiría todo, pero que haría pensar en lo que es realmente importante. Pero impávido, sólo lleva su existencia en días desde entonces, sin más ánimos, motivos, con la nada a sólo esperar.

El Puente 07: Apaiser

Presentes para Panda Lola, día 13

No discutiré el asunto de las expectativas, llegados a este día ya debería ser una cosa juzgada.

Fuiste parte de mis procesos y espero haber sido de los tuyos, sólo que ya no estamos para los resultados, al menos no en este día.

Justo también recordaba la novela de Anna Karenina, una muestra del cinismo, pero que aceptaría si eso me uniese a ella. No que se busque a una persona objeto de todo mal, sólo que resulta más fácil hacerlo de esta forma, aunque sea la errónea. Toda la presión busca su punto de apoyo y es señalada con nombre, yo que pensaba que me había tocado una buena vida tras ciclos de limpieza. Una constelación de generaciones sufridas, pero no habré de transmitirlas, es la promesa para los días venideros. Pero esto también es discutible, siempre lo es.

¿Será que aún no soy mi responsable y por eso no soy feliz o esa fórmula no aplica en todos los casos? Vivo a pesar de sus implicaciones, pero aún toma tiempo aceptarlas, me resisto, y este no será el día en que las asimile.

Tampoco alcanzo a escucharme, no culpo a nadie de ello, solo a mis actos ni si quiera las circunstancias.

Como dice B.’, devastado no es una palabra atinada para describir lo que siento. No por negación se mantiene mi cordura, sino por aceptar la situación que mi fuerza se desploma, eso es lo que me tiene tan triste, destruido. De vez en cuando desborda este hastío que siento, es insoportable sentirse tan miserable y patético otra vez y por la misma razón y persona. Desesperado, sí, por no poder vivir mis posibilidades, por no poder cambiar y hacer ¿tan mala decisión había sido o era irremediable? Ciertamente, abrir los ojos cada día es ahora un esfuerzo sobrehumano, sólo que aún no puedo, no podré.

Para mí que vivo encadenado al pasado, no podré conectar con otras personas ni tendré futuro más allá de estos días sin nombre.

No hay más culpa, si era inevitable es así, la causalidad es así, a cómo hubo días de dicha los hay sin nombre. Este hoy parece eterno, pero no es así, siempre queda la esperanza a otra esperanza…

Día anterior

El Puente 07: Apaiser

Inicia la calvicie a mostrar sus signos, así como el hueco en el alma se revela amputado otro día y cociéndolo a su cuello. Moreno de sol, labios espantosos, pero lo más notorio son esos ojos carentes de todo signo de brillo. Calza sandalias de material óseo que lastiman el paso para recordarse no dar otro más. Calmado y meditabundo, ahora diría D. que es una estrategia pero la chica del clan Foster alguna vez vio en ello la verdad. Pero como digo, ahora eso está en el olvido, nadie que lo haya visto se lo concederá, no, ninguna lo hará.

Una batalla de casi mudos y la aversión natural se asoma, creyéndole arrogante cazador y se desdeña como a un ser maligno. Menospreciado por superioridad adjudicada, condenado al olvido. A pesar de la dificultad no se deshizo, aunque mostró una imagen muy lastimera, al menos no llegó a la súplica. Si acaso, toda aparición en sociedad será corta y escasa, ya no habrá tiempo para la interacción.

Pero no se trata de compadecerle, en esencia es el mismo Devour, entonces como ahora, el conocimiento de dicha “esencia” es un supuesto. No obstante, ella, la  chica del clan Foster ha sido la única que conserva abierta una vía de comunicación. Y la primera parte de aquella estrofa final se ha cumplido.

No que hable durante las reuniones ni muestre reacción aunque de la muerte se trate, ya no se lo puede permitir. Sin recibir respeto se los da a todas con sincero arrepentimiento y aunque ellas esperan a darle el golpe de gracia, con gusto lo recibiría si eso acabase con él. Pero no se confundan, no se trata de redimir a quién venera lo despótico aunque sea un maestro sin discípulos, en el momento final también consumará su pecado.

Sólo interviene para preguntar lo obvio, porque aún esto se le mantiene en secreto. Se mueve sin duda para atacar al débil, así sea dejando su posición cómoda. Pero una superior aparece, a quién no hará frente sino que le acabaría sin duda. Eso se discutirá más adelante.

Se supone la igualdad no mostrada, pero sí la defensa férrea de la inacción o de sentidos, esto es justo lo que se le reclama, y con certeza. No es más que la copia ilusoria, el espejismo de personalidad real, que desaparece a velocidad por arte de engaños.

Pero recuerda, ¡como recuerda! Que llegaba solo para besarla, se veían a escondidas solo para besarse, como jóvenes ansiosos, porque ella realmente lo sentía y a él, bueno, quizás solo le gustaba. Incluso dio muestras en público, para hacer presencia puede ser o para que fuese algo más que solo estar atientas.

Esto lo supo un ángel apaciguada, que por tiempo le perdona, le increpa y le juzga, le busca, le reclama, lo desacredita y termina por expulsarlo; pero en todo tiempo dijo haberle perdonado, esa fue siempre la bandera de su campaña. Aunque sus acciones no serán vistas en esta serie, asunto que por hoy parece estar sellado de forma irreversible.

Una forma que siempre ve, que está viendo todo el tiempo, acaso imaginan lo que esto significa, ser investigado y luego perseguido, en parte por ambas, inclusive la chica del clan Foster. Luego de esto siempre estará en mira, siendo observado, no que no lo mereciera, eso está fuera de toda duda o no del todo, es la cuestión que quizás el lector deba juzgar. De algo si estamos seguro, por muy apaciguada que se viera la situación, debía mantenerse quieto, pero también damos por hecho que el idiota no lo haría.

Se le roba la soberanía a aquél que fue visto, completo control de actos por cada par de ojos que lo siguen. No por amor se le restringen las acciones, ni por falta de objetivo. Aquellas pupilas que se dilatan y se tornan moradas al verle, ojos de chicas intrépidas a las que no se les puede sostener la mirada, hay intención de muerte de ellas. Se identifican por el tatuaje de sol, y en verdad son un astro estelar, con ellas la intención de control de quién fue sujeto ahora mero guiñapo. Dominan los movimientos del objeto persona, con sus actos, con su palabra, con su intención, todo por el peso de la manipulación establecida y la virtud del sólo porque sí.

Su naturaleza es la magia, hechizos de palabras que apelan a la reputación con sofismas. Con un poco más de técnica el iluso habría podido bloquearlo, si su capacidad tuviera el mismo nivel o astucia, pero renunció en mutis. Ante un ataque múltiple, la defensa perfecta que gustosa sacrificaría sus ojos centinelas si con ello se conservase los suyos, más no creo que lo hayan notado, así como el tonto no lo supo hasta ahora. Su apariencia es la del veneno, intoxica con lemas al convencimiento y lleva a cabo su mórbido plan. Pero se transforma o se cambia a la euforia colectiva temporal y en algunos casos hasta permanente.

Como dice D. hay de todo en la vida, pero también es cierto que “la fuerza se vuelve debilidad una vez doblegada”, ¿será que alcanzaron a escuchar los lamentos de ese corazón? Ya sin fuerza para verlas, pero tampoco pueden ver su penosa cara. Aunque haya perdido, aún quisiera un reencuentro.

Conocer lo imposible no se podría alcanzar de otra forma, hasta se diría que es el destino. Vencido por una y entregado a otra para el golpe final. Y todo se encuentra bajo control, de un fenómeno, de una fuerza, de un cuerpo. Incluso los desafíos tomados como actos racionales sólo por despliegue de arrogancia. La resistencia es fútil por defecto. Ser impaciente limita el campo de decisión, niega toda muestra de consideración, tortura silente en una mirada, la auto atribución de hacer justicia por campaña.

Presentes para Panda Lola, día 12

Con base en la divagación general, sería fácil perderse en la subjetividad y tratar de volverla algo real, menos que funcione como la salida a la culpa que ejerce la sociedad polarizada, más sí, muy fragmentada, todo el tiempo, e irreparable. Condenados a tomar una posición maniquea, más bien, maquiavélica. Entonces, sólo entonces, no suena tan descabellada la propuesta inicial, de pasar los días con esa premisa mencionada primero por B.’, después de todo, desde que los días perdieron su nombre, son tan iguales unos a otros.

Alguna vez te hable del tedio, B.’, ese camino inalcanzable a la felicidad, es sólo la búsqueda porque una vez que se alcanza es insuficiente, sino su persecución, por muy alto que sea el límite si éste se logra, ya no bastará. Con mejores palabras lo decía Kierkegaard. Puede que más bien se encuentre en el desequilibrio, para mí, ahora que los días condenan a lo cotidiano habitual, en su inexistencia.

El intento de aprobación parece vedado, al menos en este día. Resultado de alguna inseguridad no asumida por temor o falta de interpretación ¿tan aferrado a la realidad? Los días sólo pasan sin novedad, pasó el momento de la travesía, se fue, ¡que arrepentido estoy! Y porque lo sé, no vale si quiera pronunciarlo.

Empezar de nuevo, lo reconozco, más faltan las fuerzas para hacerlo y el tiempo se agota. Ese “llegar a ser” que no llega, que no llegará.

Efímera, ¿lo recuerdas? Y no por inseguridad se nos van los momentos, la vida en ellos, la ilusión… I’m invisible too, but I can´t hide my heart either… creo que eso no me hace muy feliz, no en este día.

B.’ ¿lo sabes? Tampoco soy bueno esperando pero he aprendido, quizás sea en lo único en lo que soy bueno. Sólo que ya no queda tiempo para esperar…

Día 11

Presentes para Panda Lola, día 11

Cambios subjetivos bajo reglas auto-impuestas por la invención que supone su creación por entereza sin el efecto colectivo, ¿qué tan factibles serían de todas formas?

A Godly Chic appears, suddenly…

El defecto inevitable que nos une pero que condenó a un número finito de días juntos, un sentimiento obligado a dejar de crecer.

Es comparable, quizás, pero por más que caigo en la desesperación no existe un sentimiento antagónico que lo reemplace. El problema de hacerlo es que siempre será así.

Derrotado sí, en un algunas batallas, nunca terminarán, sólo quiero recostarme a sangrar un poco.

Aún los iguales chocan, o se alejan, una renuncia natural por falta de fuerza. A pesar de la trascendencia, hace falta el valor, admitirlo para superarlo. No creo que las relaciones sean adecuadas por definición, siempre son un pugilato o un baile, por lo que implica esos universos, mundos, o sólo mentes. Romantizar no es justificar, tampoco es idealizar; generalizar producto de un experiencia sufrida no es conveniente, por concepto del primero y por la experiencia de evento único.

Sin embargo, todavía siento que la extraño, que la necesito, pero se ha ido ya, sin darme cuenta y sin despedirse. También es el día que noto que ya no está, tanto tiempo para percibirlo, ¡que distracción! Habría cumplido mi promesa, con tan solo verle, si el sólo recuerdo puede evocar la locura automática.

A delusion plays tricks…

Pero no hay comparación, aún internas, la bondad de antes puedes incluso ser superada.

O bien, esas expectativas acechantes, una quinta pared que se niega a ser rota y que acosa en los sueños.

Aún espero fervientemente el día que te extrañe menos, en que deje de pensarte, en que ya tu efigie sea superada… parece tan lejano… no creí no ser tan fuerte.

Día anterior: 10

Presentes para Panda Lola, día 10

Entregado de forma similar al subterfugio de lo que ahora carece de importancia, pero como se anhela. Una sombra más se suma a la proyección del cuerpo, que así sea, de lo contrario habría sido vano y fue todo lo que digas, menos eso. Realmente espero que este mejor, siempre mejor. Porque a nuestros encuentros nunca acudían más, no había visión de suposición, sólo de realidad. Lo habría dado todo si la causalidad o el valor hubiese sido suficiente, por eso los días ya no tienen nombre… y hoy me doy cuenta.

Cuando no me ves, no existo, una probabilidad sin expectativa, un nadie… pero de otra forma, formamos la antítesis perfecta, una que puede crear todo un universo o reducirlo al vacío real.

Tal como mencionó Z. una noche citando a una serie, eso de sacar toda la porquería sobre la mesa, hablar del pasado tal cual, no de su sombra ¿quién se queda después de escuchar tanto? Yo, yo lo haría fue mi respuesta, el karma me puso a prueba y resultó que fue la otra persona quién no soportó tanta tolerancia, comprensión o parsimonia quizás. El dolor de la cicatriz que aún sangra y que no nos atrevemos a sellarla, tras poner otra con un sentimiento positivo… no suele suceder.

No habrá nada ni nadie mejor, no existe, sólo era aquella suposición de un primer poema que se ve reflejada por consumo. No había visión de final, pero lo tuvo, no fue fracaso sino el éxito completo que teme a que un día no sea así, cómo hizo K. a que un día “el sentimiento dejara de crecer”. Sin culpables, sólo ocurre. Es un sinsentido, la contradicción que se jacta de sí pero es irreal. Era un homúnculo prohibido sin solución, un recuerdo con personalidad en un tubo de ensayo.

Aunque un desenlace no deseado, se diría que no hubo destrucción de nadie, aunque también es relativo… Somos co-responsables el uno del otro, pero sólo se apela a conveniencia… Aun así quedas congelada en mi memoria.

Día 9